INFORME DATOS PERFIL PERSONAS COMPRADORAS Y VENDEDORAS DE VIVIENDA USADA

El 80,7% de los compradores de vivienda fueron parejas, mayoritariamente con hijos y con una edad media de 41,4 años

El 80,7% de las personas que compraron una vivienda de segunda mano el año pasado fueron parejas. El motivo principal de la compra fue el cambio de casa y la edad edad media se situó en los 41,4 años. Así se desprende del estudio del perfil tipo de las personas compradoras y vendedoras a través de agencias inmobiliarias durante 2023, realizado por la Federación Nacional de Asociaciones Inmobiliarias (FAI).

Más concretamente, el 43,1% fueron familias con hijos/as, el 37,6% no tenía hijas/os, el 15,2% fueron personas individuales y el 4% fueron empresas, según las agencias inmobiliarias encuestadas.

Comparado con 2022, crece levemente el porcentaje de parejas con descendientes, pasando del 42,5% en 2022 al 43,1% en 2023, y el repunte es algo mayor en las parejas sin hijos, que pasa del 35,7% al 37,6%. También aumenta ligeramente el perfil de empresa como comprador (del 2,8% al 4%) y bajan, moderadamente, los compradores individuales ( del 18,7% al 15,2%).

Sobre el precio de la vivienda más demandada por los potenciales compradores, no el de precio final de venta, ha pasado de un valor medio de 168.252 en 2022 a 183.609 en 2023.

El estudio también analiza el motivo de compra de las viviendas adquiridas para residencia habitual, que siguen siendo las que más se vendieron en 2023. El principal motivo fue el de propietarios que cambiaron de casa, con un ligero descenso respecto a 2022 (del 63,2% al 61,2%) y un ligero aumento en las personas que compraron para emanciparse (del 19,2% al 21,4%). Se mantiene prácticamente igual el porcentaje de personas que cambiaron el alquiler por una casa en propiedad ( 17,5% y 17,3%).

 

Perfil del vendedor de vivienda usada en 2023

En cuanto al perfil más frecuente de vendedor de vivienda a través de inmobiliarias, el 86,9% fueron pequeños propietarios y el 2,6% fueron grandes tenedores con 10 inmuebles en propiedad o más. El 5,1% fueron entidades bancarias, el 2,8% empresas y el 2,4% promotoras de obra nueva.

La media de edad se situó en los 53,08 años, siendo el perfil mayoritario el de las personas de entre 50 y 60 años (44,7%), seguido del de entre 40 y 50 años (31,1%) y el de las personas de entre 60 y 70 años (17,5%).

El 35,1% de los vendedores lo hicieron porque cambiaron de primera residencia, el 30,8% para liquidar una herencia, el 15,3% a causa de un divorcio o separación, el 8,2% por necesidad económica, el 5,3% por cambio de segunda residencia y el 4,8% para recuperar la inversión al adquirir la propiedad

La procedencia del stock de viviendas que ofertaron las inmobiliarias en venta fue, en el 49,4% de los casos, de inmuebles utilizados como residencia y el 30,2% de liquidaciones de herencia. Con menor porcentaje, el 12,5% eran inmuebles que antes estaban alquilados, el 2,7% pertenecían a fondos de inversión, el 2,4% procedían de ejecuciones hipotecarias, el 2,1 eran propiedades de promotoras y el 0,8% eran propiedades de grandes tenedores.

Datos en mano, el presidente de la Federación Nacional de Asociaciones inmobiliarias, José María Alfaro, destaca la fortaleza del sector inmobiliario como un valor seguro para los pequeños propietarios y ahorradores. No obstante, apela a la necesidad de impulsar más medidas desde el Ministerio de Vivienda y las comunidades autónomas para que las personas más jóvenes, con ingresos medios y carezcan de ahorros tengan menos dificultades a la hora de adquirir una casa para residir.

En este sentido, valora la aprobación por parte del Gobierno central de los avales del 20% de la hipoteca para la compra de la primera vivienda habitual para jóvenes y familias con menores a su cargo, como lleva reivindicando FAI desde 2021. Pero, remarca que será eficaz “siempre que se tramiten con la necesaria agilidad que requiere un comprador y sin trabas burocráticas”. Además, asegura que esta medida debería de ir acompañada de otras, como rebajas fiscales en la compra de una primera vivienda habitual, así como de la agilización para construir vivienda pública, especialmente en alquiler, que permita crear nuevas zonas periféricas que destensar los precios en los centros urbanos más caros.

 

DESCARGAR EL INFORME: INFORME DATOS PERFIL PERSONAS COMPRADORAS Y VENDEDORAS 2023

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email

Unimos hogares y personas

4000 agentes inmobiliarios han revisado previamente todas las propiedades que aparecen en este portal

Suscríbete a las últimas noticias de FAI