FAI asegura que las medidas aprobadas por el Gobierno para regular el mercado del alquiler estrangulan la demanda

La Federación Nacional de Asociaciones Inmobiliarias (FAI) asegura que las diferentes medidas que ha aprobado el Gobierno a lo largo de este 2023 para regular el mercado del alquiler, enfocadas a la limitación de los precios y sus prórrogas, o la falta de medidas compensatorias para los caseros ante los impagos y paralización de los desahucios, han provocado un retroceso en la oferta y el consiguiente estrangulamiento de la demanda, que expulsará a más inquilinos del mercado.

De hecho, el presidente de FAI, José María Alfaro, insiste en que cualquier cambio legislativo que genera inseguridad jurídica a los arrendadores conlleva un descenso de la oferta de alquiler de vivienda y un aumento de los precios, como ya está sucediendo.

Datos en mano, ha recordado que, según el último estudio realizado por FAI, tras la entrada en funcionamiento la nueva Ley de Vivienda, el 45,59% de las agencias consultadas indica que los arrendadores están endureciendo los requisitos exigibles a los potenciales inquilinos o suben  el precio de la renta para atenuar la demanda y ante el temor y riesgo de impagos, el 15,44% indica que los propietarios trasladan su vivienda al mercado del alquiler temporal y el 13,07% indica que lo hacen al mercado de compraventa.

Asimismo, Alfaro recuerda que, actualmente, el mercado está soportando una dificultad para alquilar sin precedentes, y advierte que se verá agravado a partir del 1 de enero si el Gobierno no dota de incentivos y de más seguridad a los que tienen la posibilidad de poner oferta en el mercado. En este sentido, señala que en el 95% de los casos son pequeños caseros que necesitan de las rentas del alquiler para llegar a fin de mes o hacer frente a su economía doméstica.

Al respecto, apunta que el mercado del alquiler es muy susceptible y ante cualquier cambio legislativo la oferta se contrae. Y esto, apunta, “hace que alquilar se esté convirtiendo casi en un lujo, ya que obliga al casero a blindar el arrendamiento con un casting muy severo o subidas de rentas, puesto que los dueños de los pisos o casas tienden a protegerse ante el miedo de impagos, ya que están en juego sus ingresos mensuales”.

Alfaro subraya que desde FAI coinciden con el Gobierno en que “hay que tomar medidas urgentes frente a la difícil situación habitacional que viven miles y miles de familias». No obstante, señala que “estas no pueden ser puestas en marcha sin que haya un diálogo constante con quienes conocen de primera mano la realidad del mercado para consensuar y articular medidas que permitan acabar de raíz con el problema del alquiler, porque estamos hablando de un auténtico drama social”.

Asimismo, considera que el hecho de que Vivienda tenga rango propio de Ministerio es una buena oportunidad para ello. En este sentido, señala que “confía en que haya voluntad de apostar por la vía de consenso y trabajo conjunto con los diferentes agentes sociales para que el alquiler salga del cuello de botella en el que ha entrado”.

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email

Unimos hogares y personas

4000 agentes inmobiliarios han revisado previamente todas las propiedades que aparecen en este portal

Suscríbete a las últimas noticias de FAI